NOTA DE PRENSA

POR EL DERECHO A ELEGIR LA EDUCACIÓN QUE QUEREMOS. STOP LEY CELAÁ.

Las Asociaciones de Padres y Madres de la mayoría de los Colegios Concertados de Alcalá y Meco convocan una concentración el sábado 28 de Noviembre en la Plaza Cervantes “Por el derecho a elegir la Educación que queremos”

El pasado 19 de Noviembre se aprobó en el el Congreso de los Diputados la LOMLOE, más conocida comúnmente como Ley Celaá, sin consenso ni con la Comunidad Educativa ni con la sociedad, desoyendo la demanda social de un Pacto de Estado por la Educación que se viene reivindicando desde hace muchos años.

Esta Ley ataca a los derechos fundamentales de las familias. Elimina el derecho a las familias a elegir el centro educativo en el que quieren que estudien sus hijos/as. Sugiere la posibilidad de que el alumnado sea distribuido por la Administración en un modelo de “caja única” que, al suprimir el concepto en esta ley de demanda social, ni siquiera tendría que valorar para establecer las vacantes en los Centros Educativos la elección y preferencias de las familias.

La LOMLOE enfatiza un “derecho a la educación pública” pero el único derecho existente que se recoge en la Constitución es el “derecho a la educación”, y el mismo se viene garantizando desde hace muchas décadas mediante plazas suficientes en los centros sostenidos con fondos públicos, también, por tanto, en los de iniciativa social o concertados.

Desde las Asociaciones de Padres y Madres de la mayoría de los Colegios Concertados de Alcala y Meco, creemos que, la escuela más adecuada para una sociedad como la nuestra debe ser una escuela plural, gratuita y universal, como venimos teniendo hasta la fecha. Defendemos la pacífica y armónica convivencia de las tres redes: pública, privada concertada y privada. Estos  tres modelo educativos son complementarios, no excluyentes. Para atender a la demanda educativa de la sociedad, basada en la libertad y pluralidad, necesitamos que exista una diversidad de escuelas con proyectos educativos y pedagógicos propios en la que haya una autonomía de los centros que les permita dotarse de ellos y ponerlos en práctica. La enseñanza concertada posibilita un modelo plural, heterogéneo e inclusivo, por eso no entendemos porque esta ley pretende acabar con las escuelas concertadas.

Al eliminar los Idearios de los colegios, nos están imponiendo un modelo de educación único, estatal y laico que pondrá fin a la pluralidad educativa actual en la que todo el alumnado tiene cabida a día de hoy, tanto en colegios públicos como concertados. De esta forma se retira a las familias la libertad de elegir el centro educativo que mejor se adapte a la educación que quieren que reciban sus hijos/as, se obliga a que solo exista el ideario dictado por la Administración.

Por primera vez en la historia de la democracia Celaá ha excluido a la Comunidad Educativa de la tramitación de la nueva ley educativa. Creemos que una ley que no ha tenido en cuenta a los profesionales de la educación, es una ley débil con poco recorrido, como ha afirmado hace unos días la Comisión Europea. Reivindicamos una ley basada en el consenso tanto Parlamentario como social y para ello hay que abrir espacios de diálogo en vez de conflictos.

También estamos en contra de la desaparición de los centros de educación especial. Cada familia tiene derecho a elegir la educación que cree más adecuada para su hijo/a.

La identificación de las familias con el proyecto educativo elegido favorece una mayor implicación en la educación de sus hijos/as, y las evidencias demuestran que una mayor implicación familiar está relacionada con un mejor rendimiento escolar, especialmente de los más desfavorecidos. 

Los hijos sí son de sus padres, y queremos seguir ejerciendo nuestro derecho de elegir el centro público, concertado, privado o de educación especial que consideremos mejor para ellos.

Manifestamos que, tenemos derecho a que se nos escuche. Que la Constitución Española no establece un “derecho a la educación pública”, sino que reconoce un “derecho a la educación”.

Somos DE LA EDUCACIÓN, de todos los modelos, defendemos la pacífica y armónica convivencia de las tres redes: pública, privada concertada y privada, son complementarias.

“Por el derecho a elegir la educación que queremos”