El colegio san Felipe Neri participa en la exposición la escuela adopta y expone los trabajos realizados en torno a la Bíblia Políglota Complutense.

El día en que se cumple el XXI aniversario de la declaración de Alcalá de Henares como ciudad Patrimonio de a Humanidad.

El día en que se cumple el XXI aniversario de la declaración de Alcalá de Henares como Ciudad Patrimonio de la Humanidad se ha celebrado el primer encuentro de colegios y la primera exposición de la escuela adopta. Un programa que se inició hace dos años, con el fin de fomentar entre los escolares el conocimiento y cuidado del patrimonio cultural de nuestra ciudad.

La exposición la escuela adopta comenzó con unas breves palabras del alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y la concejala de Educación, Diana Díaz del Pozo. Tras ellos, cada colegio pudo presentar su particular adopción y los trabajos realizados por este motivo.

Desde que comenzase su andadura en diciembre de 2017, los escolares que han participado en el programa “La Escuela Adopta” han adoptado la Biblia Políglota, el Palacio Laredo, la Universidad de Alcalá, el Parque de los Cerros, el río Henares o el patio del Antiguo Convento San Juan de la Penitencia, entre otros espacios emblemáticos de la ciudad.

El director de san Felipe Neri presentó nuestra adopción de la Bíblia Políglota.

El director del colegio ha presentado nuestra adopción de la Bíblia Políglota con estas palabras:

Buenos días a todos, gracias por invitarnos a participar de este encuentro-exposición. 

Cuando se comunicó en el claustro de profesores del colegio san Felipe la posibilidad de participar en el proyecto “la escuela adopta” nos pareció una oportunidad estupenda para comprometer a los alumnos en el conocimiento, cuidado y cariño por nuestro patrimonio cultural de Alcalá. A la hora de elegir qué monumento adoptar, en aquel año del Quinto Centenario de la muerte del Cardenal Cisneros, nos decidimos por la Biblia Políglota complutense. 

Nos decidimos por la Biblia Políglota Complutense

Toca ahora en dos palabras justificar esta elección. Contar algo de la Biblia Políglota supone hablar del Cardenal Cisneros, de la Universidad de Alcalá, de los Reyes Católicos, de la escuelas de traductores dispersas por nuestras tierras de España, de códices y manuscritos, de la imprenta, de hebraístas y latinistas, de la fe católica, del renacimiento, del empeño de algunos por dejar un mundo mejor al que se encontraron. Nos pareció que quizá era necesario defender hoy este legado cultural católico y alcalaíno, frente a tantos que lo desconocen, lo ignoran y, con ello, lo desprecian.

Nos pareció que quizá era necesario defender hoy este legado cultural católico y alcalaíno, frente a tantos que lo desconocen, lo ignoran y, con ello, lo desprecian.

Tras la decisión de adoptar la Biblia Políglota tocaba organizar un programa de actos pedagógicos para nuestros alumnos, que no podemos olvidar tienen entre 3 y 12 años.

Para esto, hemos ido diseñando diversas actividades, normalmente utilizando una jornada dedicada a la Biblia Políglota, que cumplieran tres objetivos principales: que los alumnos conozcan este patrimonio, que desarrollen competencias del currículo y que todo lo que hiciéramos se pudiera comunicar.

Así, organizamos una obra de teatro, interpretada por alumnos y profesores. Aquel día las aulas estuvieron ambientadas en la edad Media. En el salón de actos apareció Cisneros, Isabel la católica, el teólogo D. Diego López de Zúñiga, los traductores Alfonso de Zamora, Hernán Nuñez de Toledo y Antonio de Nebrija y, claro el impresor D. Arnaldo Guillén de Brocar. Los alumnos fueron partícipes de esta historia y así se la contaron a sus familiares y amigos.

Tuvimos también una gymkana de juegos en la que, divididos en grupos, los alumnos debían lograr algunos retos para ganar monedas hebreas, griegas y latinas. Con el dinero podrían acudir a los monasterios, sinagogas y escuelas de traductores, (lugares en el patio donde había padres caracterizados) para comprar los códices y pergaminos necesarios para poder hacer nuestra peculiar biblia políglota filipo-complutense.

Hemos diseñado diversas actividades, normalmente utilizando una jornada dedicada a la Biblia Políglota.

Participamos también en dos exposiciones de la Biblia Políglota una en la capilla del Oidor y otra en nuestro colegio de san Felipe Neri. En la primera los alumnos movilizaron a sus familias, pues había que hacerse un selfi con la Biblia. En la segunda expusimos un facsímil de la Biblia Políglota, los alumnos se convirtieron en guías de la exposición, grabando un video y contandoselo a quien vino al colegio a verla. 

Este año hemos organizado un cómic con la historia de la Biblia Complutense y la visita a esta exposición.

A lo largo de estos tres cursos, hemos dado mucha importancia al hecho de dar a conocer a los demás nuestra experiencia. Con esto, los alumnos están aprendiendo a utilizar, de un modo responsable, las redes sociales, desarrollan competencias que tienen que ver con la comunicación y hacemos que la Biblia Políglota sea conocida, valorada y querida por todos.

Para nosotros está siendo una experiencia estupenda, en la que, además, hemos podido conocer otras adopciones de otros colegios y sus peculiares modos de dar a conocer el patrimonio de Alcalá. Muchas gracias.

 

Repercusión en los medios de comunicación.